VISITAS

JUAN VIDAL

JUAN VIDAL
MBFWM Colección P/V 2019
En el centro neurálgico de la ciudad, en el edificio de la Real Casa de Correos, Juan Vidal ha presentado Lulú, su colección más sutilmente atrevida. Una oda indirecta a la lencería en la que la ropa interior aparecía serigrafiada sobre prendas de algodón con carácter masculino y otras rabiosamente opuestas, con vestidos drapeados que enmarcan poderosamente la silueta de la mujer.
El primer tejano de la historia de Juan Vidal abrió un desfile en el que han convivido tejidos como el tafetán y la seda cruda fluida, que se movían en torno al cuerpo de la mujer reclamando libertad. Una colección en blanco, negro y rojo rematada por corazones en forma de cremalleras, zapatos o pendientes. "Me he hecho dueño y señor del símbolo del corazón", bromeaba el diseñador valenciano, "representa el amor que tengo por esta profesión, por el amor que tengo a las mujeres y a la ropa".
Bodies de encaje, medias de liga, sujetadores, camisones o ligueros se muestran a veces impresos y otras como consecuencia el estudiado descuido del slip dress que cae (o "llora" en palabras de Vidal), hacia un lado u otro en función de la construcción de la prenda.
Medio Image.net

































Fashion Week Madrid

JUAN VIDAL Otoño/Invierno 2018 - 2019
Toda la colección respira un ambiente retro y algo empolvado, como si estuviera encerrada en un escaparate. "Todo es muy años 30, la icónica camisa de lazada se alarga y se entrecruza, abrazando el cuerpo; el vestido marinero se moderniza con prints (creados también por Vidal); las minifaldas adquieren volumen pero suben su cintura casi diez centímetros; los vestidos se adornan con flores de lentejuelas ("¿hay algo más retro que las flores?", pregunta el diseñador, sonriente). Hay tafetán y visón, nailon y algodón, espigas y cuadros ventana, y el negro perfila una sutil paleta que abarca el rosa, el granate y el malva. También encontramos terciopelo azul y rosa Pompadour (en un mágico vestido tableado) con gran protagonismo del negro, que habla de clubes sociales nocturnos donde el humo y la luz tenue hacen borrosa la imagen de la mujer. "El print representa la historia de amor entre el maniquí y su creador pero también todo el universo erigido entorno a ella, y tuve que ir a Italia para encontrar un tejido con el que ya casi no se trabaja: el gazar de lana y seda". Con una colección de zapatos firmada por Magrit y unos diseños finales plagados de lentejuelas, con las habituales cintas de seda que elevan los vestidos de Juan Vidal, el diseñador ha conseguido, una vez más, realizar una colección absolutamente redonda.





















JUAN VIDAL
 MBFWM Colección P/V 2018
La propuesta textil de Vidal, con hojas de palmera e hibiscus estampados, hablaba de la necesidad de viajar. Una representación de Hawái construida a partir de las páginas de publicidad de los 50 y las fotos de Brett Weston que le han llevado a ser merecedor del galardón concecido por la pasarela española y el cual ha dedicado a su madre, como también hiciera con Who's On Next 2013.
"Del exotismo de Honolulu a la belleza de las otras islas hawaianas... Oahy, Maui o Kauai" en 40 salidas. Un trabajo de investigación que ha permitido al modisto alicantino experimentar con el look turista (e isleño) y fusionarlo con la visión naturalista que caracteriza a la firma.






































JUAN VIDAL
MABWM Colección O/I 2017/18
Medio: IFEMA
Las primeras vanguardias del siglo XX son la fuente de inspiración de Juan Vidal para el próximo otoño-invierno, pero siempre teniendo como protagonista a una mujer que se siente a gusto con su cuerpo y que juega con altas dosis de feminidad.
El diseñador valenciano centra el eje vertebral de la colección en amplios vestidos de corte al bies, muchos de ellos de inspiración lencera, que no ciñen el cuerpo femenino, sólo lo dibujan. En esta ocasión, Vidal apuesta por el embellecimiento al máximo: plumas, cintas a modo de flecos, telas suntuosas. El resultado es una estética oriental, que nos transporta a los movimientos estéticos de Vanguardia como Gustav Klimt o Alfons Mucha.
Además de los vestidos, la colección cede el protagonismo a los suntuosos abrigos-batín, con esa carga de sensualidad, realizados en hilos de color oro y telas emriquecidas con flores y maxiplumas.

Y ese aire oriental, bohemio-suntuoso y decadente es el alma de una colección dotada de un aura onírica que hechiza desde la primera salida, un paso más en la trayectoria de este diseñador alicantino, ha dejado de ser el enfant terrible de la moda para convertirse en uno de nuestros diseñadores más aclamados por méritos propios. Y que la mujer Vidal siempre tiene un lado oscuro... que nos encanta.

































JUAN VIDAL

MABWM Colección P/V 2017


Juan Vidal  Diseñador Alicantino (Elda) construye una colección con mucho discurso, pero antes de argumentarla hay que destacar que lo mejor del creador alicantino es cómo maneja el sexy contemporáneo. La serie naranja de satén brillante es la mejor demostración. Vestidos mini que se retuercen y se pegan al cuerpo, las gabardinas XXL que al caminar marcan la figura, los aros grandes y los botines (entre 'cowgirl' y callejera, firmados con Cuplé) dan una idea de lo dicho. El diseñador desea atrapar lo bello de la vida y estamparlo en looks. 'Quería demostrar el poder de la palabra y de la calle y mezclarlo con la estética hihopera', apunta Vidal. De ahí que mensajes como 'Revolutionary love' o 'I am a woman' se estampen en otra de las series más celebradas. Comienza su trabajo con blanco, negro y gris para explotar al final en tonos más fuertes ya nombrados. Tremendamente atractivas, listas para vestir canalla.
Medio: Image.net -Josse Peluquero para (PASARELA DE ASFALTO)


































JUAN VIDAL
MABWM Colección P/V 2016


HIROKO
Primavera-verano 2016
Con unos intensos ojos negros hipnóticos, Hiroko es la reencarnación de mi primer amor.
Enérgica y refrescante, busco sensaciones...
Sintética y adictiva, busco sensaciones...
Joven y aromática, busco sensaciones...
Es tan inquietante y misteriosa como una playa desolada en una jungla bañada por asfalto y alcohol. 





















 JUAN VIDAL
MABWM Colección O/I 2015/16

EL ÉXTASIS DE AURORA
Tras un gran esfuerzo, esbelta y sin aliento, volvió a quedarse inmóvilelicadas líneas etéreas para los grandes papeles románticos. Con 































JUAN VIDAL MERCEDES BENZ FASHION WEEK MADRID
Primavera Verano 2015
Medio:Image.net






























 



JUAN VIDAL MERCEDES BENZ FASHION WEEK MADRID 

Juan Vidal se hace con el premio a la mejor colección de la pasarela de Madrid

Líneas de la colección O/I 14/15

Diana y las Bestias
Para aquellos que la conocieron Diana era salvaje, para los que no, Diana simbolizó un escape hacia la complejidad emocional de un tiempo en el que la feminidad se reducía a aspectos tan naturales como arraigados a lo esencial, la simplicidad y la monotonía.
Muchos fueron víctimas de las flechas de Diana mientras ella se mantenía intacta, virgen, bella, violenta y llena de deseo. al mismo tiempo que imposibilitada para alcanzar el amor, Diana se mostraba descaradamente cruel ante este sentimiento, prefería la compañía de las fieras a la de los hombres. Conectada a lo natural de una forma espiritual, se protegía de aquellos que la hacían débil rodeada por serpientes y águilas.
amante de la libertad, apasionada y peligrosa, relacionada con lo invisible y trascendente, con la sacralidad de la naturaleza y el mundo que rodea al ser humano más primitivo. Diana siempre presente en los mundos imaginarios e imaginados.























JUAN VIDAL GANADOR PREMIO LOREAL EN LA PASADA EDICION
MERCEDES BENZ FASHION WEEK MADRID.

COLECCIÓN - MARGUERITE
 Juan Vidal presenta su nueva colección de primavera-verano 2014 inspirada en referentes asiáticos y europeos cargados de sensualidad como The Lover de Marguerite Duras, que da nombre a esta colección bautizada Marguerite;

Para reflejar ese imaginario asiático, Juan Vidal se sirve de peonías deshojadas, una flor emblemática utilizada para reflejar la primavera, estampadas en tamaño XL; prints geométricos a base de motivos de yabanes o emplumados de flecha, conocido como el look de la típica estudiante de la era Meiji y lunares –una referencia más europea que al final del desfile se transforma en paillettes transparentes de tamaño XL aplicadas sobre las prendas– que dulcifican un desfile cargado de sensualidad –un sonido teléfonico abría el desfile junto con una conversación en francés y algún que otro gemido que acompañaba el caminar de las modelos–.

Blusas, faldas pareo, tablas con grandes aberturas y vestidos lápiz de línea triangular presentan una maravillosa dualidad entre los tejidos fluidos, como balanceados por el viento y otros brillantes, más pegados a la piel con aberturas laterales o frontales con cremalleras, cuellos mao de clara referencia asiática, correas simétricas y tirantes que parecen simular las correas de tela del bondage de Araki.

La paleta de colores viene dominada por el color blanco y el rosa en diferentes intensidades de las peónias además del crudo, el negro que se inserta al final del desfile en vestidos con cut outs en el escote y el malva tiñen sedas –tweed, georgette y sarga doble–, tejidos de algodón y elastán. El azul petróleo se adueña, junto con el rosa fucsia, de los fetichistas zapatos de Pedro García de un desfile que ha dejado, por su sutileza, pureza y belleza, a más de uno con la boca abierta


PHOTOGRAPHY: JOSSE PELUQUERO